Se acercan las vacaciones para muchas de las personas que formamos parte de la gran familia de Atelsam, pero nuestras puertas siempre están abiertas porque la actividad no cesa. Una atención que no sólo es individual o teórica, sino también de grupo y práctica.

Precisamente, celebramos uno de nuestros encuentros de familia dirigido a los principales cuidadores/as. “Cómo aprender a cuidarnos” es uno de los talleres donde les facilitamos herramientas como el mindfulness o el yoga para su auto cuidado.

Hablamos de técnicas que, sin duda, ayudan a gestionar la ansiedad o la soledad que pueden sentir estos/as cuidadores/as en algún momento. Y, aunque la persona con problemas de salud mental sea autónoma, se requiere una atención plena para su recuperación. Su trabajo y dedicación conlleva estar atentos las 24 horas del día y estas prácticas resultan muy efectivas, precisamente, para reducir el estrés.

Nuestros/as familiares han llegado a crear incluso una red de apoyo con otros miembros en la misma situación, como grupo de familia, complementaria a la que ofrecemos desde la entidad.

En Atelsam también tenemos tiempo para las actividades de ocio, porque queremos fomentar la participación e integración de las personas con problemas de salud mental. Asistimos al encuentro de la Plataforma de Discapacidad de Santa Cruz de Tenerife para conocer a personas con diferentes realidades.  Nuestros protagonistas en “Primera Persona” son un ejemplo de vida normalizada para continuar derribando muchos estigmas acerca de la enfermedad mental.

También disfrutamos de las visitas culturales, como que la que realizaron nuestros/as usuarios/as del Centro Ocupacional “María de las Casas” de Granadilla de Abona a la Casa Museo “El Capitán”, en San Miguel de Abona. Aquí, además de contemplar la artesanía canaria, pudieron participar en un taller de alfarería tradicional canaria. Un ejemplo más de integración y buen hacer. 

La convivencia es parte fundamental de la vida de cualquier persona y en Atelsam organizamos un encuentro para conocernos mejor entre quienes formamos parte de nuestras miniresidecias.

Ese fue el motivo por el que los técnicos de integración social organizaron una visita entre las miniresidencias de “Raquel Arozena”, en la zona metropolitana y la de “El Pastor”, en el sur de la isla. Compartieron sus inquietudes, experiencias del día a día y también hubo tiempo para disfrutar de una comida y continuar estrechando lazos.

 Seguimos trabajando para cumplir con nuestro principal objetivo: La atención a las personas con problemas de salud mental y sus familiares.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Share This

Share this post with your friends!